El sabelotodo

Neumáticos runflat. Ventajas e inconvenientes. La reparación de los pinchazos.

Qué es un neumático run flat? Es un neumático autoportante, con el flanco reforzado, que en caso de pinchazo o reventón en marcha (pérdida repentina de la presión) permite controlar la reacción del coche pues no desllanta. Equivale a circular con un neumático convencional inflado entre 1,0 y 1,2 bar por lo que hace obligatorio disponer de un sistema de control de presión en el coche.

Vista de un coche circulando con un neumático runflat desinflado.

Además el uso de un compuesto especial en el flanco evita la acumulación de calor en la goma y permite rodar con el neumático desinflado una distancia que oscila entre unos 50 y 250 km según lo cargado que vaya el coche y a una velocidad máxima de 80 km/h. Agotar ese límite supone su sustitución obligatoria.

¿Requiere llantas especiales? Sí, pero es una llanta compatible con un neumático convencional.

¿Se pueden montar neumáticos convencionales en un coche con run flat de serie? Legalmente no hay ningún impedimento a día de hoy pero por seguridad no conviene hacerlo. Un neumático runflat aporta tal seguridad en caso de pinchazo o reventón que equivale a un seguro de vida. Renunciar a esa seguridad es suicida. Además, como los coches que montan neumáticos run flat carecen de rueda de repuesto e incluso del hueco para guardarla, obligaría a llevar en el coche algún sistema para reparar el pinchazo de forma provisional en el neumático convencional.

¿Qué otras características les diferencian de los neumáticos convencionales? Son más caros, penalizan un poco el consumo y son más pesados. En el caso concreto de BMW, que los monta de serie prácticamente en todos sus modelos, las suspensiones tienen una puesta a punto adaptada al runflat, por su mayor rigidez de carcasa. Pero la evolución del neumático runflat tiende a disminuir esas diferencias.

¿Se puede reparar un pinchazo de un neumático run flat? Depende de cada fabricante de neumáticos, pero la tendencia es que sí. A día de hoy lo admiten Dunlop, Goodyear y Michelin, marca esta última que en septiembre de 2006 cambió de criterio pues antes no lo admitía por cuestiones de seguridad. Continental, Pirelli y Bridgestone no lo admiten por cuestiones de seguridad, aunque técnicamente no hay ningún inconveniente en hacerlo. Pero también depende de las indicaciones que figuren en el manual de uso de los coches. Por ejemplo Ford no autoriza la reparación del pinchazo en el nuevo Mondeo, ni Seat en el caso del Altea XL y Altea Freetrack, que los ofrecen en opción. En cambio BMW lo admite.

¿Dónde se puede reparar un neumático runflat? En un taller especializado o in situ, en el mismo lugar del pinchazo.

¿Qué criterio se sigue para determinar si se puede reparar el pinchazo? El mismo que para un neumático convencional pero sólo si se ha producido en la banda de rodadura. Se desaconseja si hay desperfectos que lo hagan irreparable y si hay cortes en el flanco del neumático. También en caso de haber recorrido una distancia larga o a velocidad demasiado alta con el neumático sin presión. Si la reparación es in situ, lo aconsejable es parar en un lugar seguro de inmediato, nada más avisar el sistema de control de presión de los neumáticos.

¿Qué ventajas aporta la reparación del pinchazo in situ? Dos y muy importantes: evita tener que sustituir el neumático si rodamos mucha distancia sin presión y una vez arreglado, no tendremos limitación de distancia a recorrer.

¿Cómo se repara un pinchazo de un neumático run flat en un taller? Desmontando el neumático y con un parche tipo seta o con parches y productos en caliente o autovulcanizantes.

¿Cómo se repara un pinchazo de un neumático run flat in situ? Se pueden usar dos métodos y ambos son provisionales. Uno de ellos es el de mechas, insertando en el agujero del pinchazo una mecha desde el exterior sin necesidad de desmontar la rueda ni el neumático. Es una reparación que precisa de cierta fuerza física y destreza, que ha de revisar un profesional y que también limita la velocidad máxima; en el caso de la marca Gryyp (www.gryyp.com), cuyos kits se pueden encontrar en la cadena de mecánica rápida TopFit (www.topfit.es) recomiendan no sobrepasar 80 km/h. Una vez reparado el pinchazo se infla mediante unos cartuchos de aire comprimido incluidos en el kit o con un compresor eléctrico portátil. El otro sistema es el kit que inyecta un sellador en el neumático, admitido al menos por Dunlop y Goodyear.

© www.cochenet.com Octubre 2007 (España)
Optimizado para Internet Explorer a una resolución de 800x600
Prohibida la reproducción total o parcial sin previa autorización

Volver volver