¿Qué hay de nuevo?

Airbag

Para qué sirve: para proteger a los ocupantes del vehículo en caso de choque, evitando el golpe contra las superficies rígidas del interior del habitáculo. Actúan de barrera, y ayudan a retener de manera suave el cuerpo del ocupante. Este sistema de seguridad pasiva está destinado a servir de protección suplementario y nunca puede sustituir a los cinturones de seguridad. Básicamente hay tres tipos de airbags: frontal (para conductor y acompañante), lateral (para proteger en colisiones laterales) y de cortina (para proteger la cabeza).

Airbag frontal de conductor y acompañanteAirbag de cortina de Honda. Protege al impactar contra el lateral del coche de daños en cabeza y nuca a los ocupantes de los asientos delanteros y traseros. Se activa mediante 5 sensores en vez de 3 y se despliega en 0,015 segundos















Cómo funciona:
consiste en un generador de gas conectado al airbag, que es una bolsa inflable. Estas bolsas tienen una capacidad variable: 60 litros la del conductor y 120 litros la del acompañante. En el caso de ocurrir un choque suficientemente violento, un sensor activa el detonador del inflador y la bolsa se infla a la vez que se calienta. Para absorber el impacto del cuerpo la bolsa se desinfla al ser comprimida, liberando algo de humo en el interior del coche. Toda la secuencia, desde el inflado hasta el desinflado de la bolsa dura unas décimas de segundo. El humo y el polvo de los airbags pueden causar irritación de la piel y los ojos. En caso de usar gafas, apenas hay riesgo de lesiones en los choques frontales, al salir despedidas antes de que la cara impacte contra el airbag.

En un futuro próximo, los coches incorporarán el airbag frontal trasero, que garantiza la misma protección para todos los pasajerosMantenimiento: el airbag necesita una revisión o sustitución periódica, que oscila entre 10 y 15 años, dependiendo de la marca. Es un gasto fijo más a tener en cuenta a la hora de comprar un coche nuevo o usado.

Cómo se usa: para la óptima protección los ocupantes deben ir sentados bien derechos y debidamente sujetos con los cinturones. En los airbags frontales, el conductor debe mantener una distancia mínima al volante de 20 a 25 centímetros y el acompañante nunca debe situar los pies encima del salpicadero o apoyar las rodillas contra el mismo. En los airbags laterales o de cortina, nunca se debe ir apoyado contra la puerta o la ventanilla. Hay que evitar poner pegatinas en las tapas de los airbags, ni poner objetos ni accesorios cerca de las tapas ni en las zonas en las que se infla la bolsa.

Utilidad: muy buena. Es un sistema de seguridad pasiva suplementario del cinturón de seguridad. En caso de colisiones fuertes sin llevar abrochado el cinturón el airbag puede causar lesiones graves.

Nuestra nota: 9

© www.cochenet.com 2002 (España)

volver